20 diciembre 2014

DIY · Bolas de Navidad

¡Ya estamos entrados de lleno en las fiestas de Navidad!

Aquí os dejo un detallito que a más de uno os puede salvar para entregar un regalo de última hora, los amigos invisibles... también podeis hacerlos para vosotros mismos!


Pues sí, se trata de estas fabulosas bolas de Navidad. Desde pequeño me han fascinado y siempre he querido tener una, así que de 2014 no pasa! Eso mismo han pensdo las personas a las que he obsequiado con ellas.

Para realizarlas necesitamos:
- Tarros de cristal con tapa.
- Figuritas impermeables, ramas...
- Purpurina variada.
- Glicerina (es lo más complicado de encontrar, yo la he comprado en la farmacia).
- Silicona caliente.
- Lazos y cuerdas para decorar.
- Agua.


Una vez localizados los elementos que vamos a introducir en los tarros para exponerlos a la nevada, vamos a clasificar cada figurita con los elementos que le acompañarán en cada uno de los tarros individualmente, para que no falte nada a la hora de ponernos manos a la obra.
Para preparación del tarro y estos elementos yo he optado por hervirlos y retirar los restos con jabón, amoniaco y un paño.


El proceso es muy sencillo hay que fijar las piezas a la tapa o el fondo del tarro, lo que sea más cómodo según la forma del mismo. El pegamento recomendado es uno resistente al agua, a mí la silicona caliente me ha servido por ahora, pero no sé cuánto va a durar.


Una vez tenemos listas las composiciones vamos a preparar el líquido del interior del tarro, que estará compuesto por purpurina, agua y un poco de glicerina (la suficiente para hacer que la purpurina caiga lentamente, se ve rápidamente cuándo será suficiente). Y una vez que tengamos la mezcla casi a rebosar probamos a cerrar con la tapa y las figuras ya adheridas, de modo que quede la mínima cantidad de aire en el interior.


Pues el resultado lo podéis imaginar, así comienza mi colección, aunque algunos ya lo tienen sus dueños definitivos:


Y esto es todo! Fácil, verdad? Os animo a que lo intentéis, bien en Navidad o quizás en otra época... yo estoy pensando que es una buena opción para meter fotografías o cualquier objeto... lo que sea con tal de ampliar la colección!



15 diciembre 2014

DIY · Calendario de adviento

Ya sé... ya sé que es tarde para presentaros un Calendario de Adviento, pero este forma parte de un regalo muy especial y no quería publicar nada antes de que viera todas y cada una de las sorpresas que encontraría.
A día de hoy, 15 de diciembre, ya habrá desvelado todas las sorpresas y es el momento para publicarlo!


Todos tenemos algún amigo que se desvive de la emoción en estas fechas. En mi caso, mi amiga Laura es la típica fanática de todas las fiestas en general y de Christmas en particular... ya llevaba tiempo insinuando que no tendría calendario de adviento más que el que encontraría en cualquier supermercado y rápidamente nos surgió la idea para su cumpleaños, que como viene siendo habitual se celebra con cierto retraso. ¡Este año le regalaríamos un Calendario de Adviento personalizado!


La elaboración es bastante sencilla, sólo necesitábamos unos recipientes donde contener las sorpresas: mensajes divertidos y chocolatinas en nuestro caso (algo que ese complica cuando hay que elaborarlas una a una y sin lactosa, eso no me tocó a mí, menos mal ;)

Adquirimos estas cajas y sólo es necesario realizar una composición, en nuestro caso optamos por levantar una pirámide (simulando un árbol de navidad). Los números no pueden faltar en un calendario y estos de madera nos enamoran.


Para la decoración nos decidimos por algo sencillo, tonos pastel y combinar el neutro de la madera con el verde y algún toque de color que aportaban el resto de los mini-muffins.


Este fue el resultado, apuntadlo en vuestra agenda para el próximo año! Además hay muchas más ideas en la web, yo ya sé qué calendario haré para el próximo año y aquí estaré para enseñároslo!


14 noviembre 2014

DIY · Teddy Unicorn

Cómo hacer un unicornio de trapo.


¡Por fin estoy de vuelta! He sobrevivido al rodaje de Juego de Tronos, que como bien os comenté me ha tenido ocupado todo el mes de Octubre. Estoy deseando de que se estrene el capítulo para poder contaros la experiencia con detalles, sólo os puedo adelantar que para mi ha sido un verdadero honor y, aparte de las vivencias y lo aprendido, me llevo grandes amigos!

Durante el rodaje aún pude sacar algún hueco para terminar el muñeco de trapo que ya tenía empezado.
En mi cuenta de instagram ya había publicado la preparación de los tejidos para esta finalidad, en una imagen titulada ¿dónde está el aburrimiento?

Para realizar un muñeco de trapo podéis seguir los siguientes pasos:
1- Diseño.
2- Selección de materiales.
3- Manos a la obra.

El proceso de diseño es crucial, en él se deja fluir la imaginación y podemos llegar a lugares inesperados. Yo recomiendo no complicarse mucho y definir un objeto cuanto más sencillo, mejor.

La fase dos es la más sencilla, o al menos a mí me ha resultado muy fácil, sólo se trata de buscar entre los materiales disponibles los que más se ajusten a nuestro diseño. En mi caso he optado por una combinación que he conseguido en un muestrario descatalogado de una tienda de decoración textil.

Y por fin la fase tres, sin duda la más gratificante, independientemente de que el resultado sea mejorable (como es mi caso).


Aconsejo esta distracción para elaborar muñecos de trapos con prendas en desuso con algún defecto que nos impidan su reciclado de ningún otro modo (como la donación) o prendas a las que tengamos un especial efecto pero ya no nos sienta bien o se nos queda pequeña/grande.
Así, tendremos siempre cerca aquella camiseta que nos regalaron en algún momento especial, pero con una función y apariencia completamente novedosa!


09 octubre 2014

DIY · Espejito, espejito...

Hola a todos, estamos de enohorabuena!

El blog cumple su primer año... otros blogger lo festejan y hacen recuento de datos, pero aquí estamos en Apariencias Aparte, y para qué engañarnos, no ha habido ningún exitazo.
Yo también soy un año más viejo, tal y como os contaba en las primeras publicaciones, cumplimos años el mismo día... un día que para seguir con la tradición hay que fastidiarlo de alguna manera.

Si seguís leyendo os confesaré alguna que otra sorpresa.

Ahora vamos a lo que vamos, el DIY de la semana, del mes y del año... me he enamorado!
(fácil, si se trata de un espejo ;)


Hace tiempo que llevo guardando este material, un espejo procedente de una antigua bandeja, una mesa de jardín infantil (era de mi hermana y ha resultado inservible después de su último verano) y soga de cuerda natural ancha, que había conseguido para hacer aquel corazón de pompones.


La elaboración es super sencilla, como todo lo de este blog, sólo hace falta conseguir los materiales y echarle paciencia, el resultado es fabuloso y similar a otros espejos que se comercializan actualmente en tiendas de diseño interior.

El proceso consiste en unir todas las partes, para lo que usé silicona caliente. Luego le puse un enganche y ya luce espectacular en mi habitación!


Ya que estamos de aniversario no me quería despedir sin anunciaros la noticia que me tiene emocionadísimo y es que voy a participar en Juego de Tronos, la serie de la HBO, que como sabéis rueda su quinta temporada en la campiña sevillana. Estoy muy nervioso y espero con ansias que llegue el día de rodaje, aunque lamento no poder contaros más detalles por ahora.
Esta tarea me tendrá ocupado desde mañana hasta final de mes y según las previsiones no tendré tiempo ni para rascarme, el blog estará en pausa esperando nuevos DIY y que por fin me permitan contar la experiencia como se merece.


Gracias por leer, espero que os haya gustado el DIY de hoy y ya sabéis, manos a la obra!


25 septiembre 2014

DIY · Mochila (Cherry's backpack)

Muy buenos días... vaya veranito que me he pegado!
Tanto es así que os tengo super abandonados, perdón, perdón, perdón... hoy os voy a presentar a una de mis compañeras de aventuras, por supuesto, hecha por mí!

Se trata de una bolsa: mochila o talega según se dispongan las asas, porque se transforma ¡y me encanta!
Me habéis podido ver con ella así de refillón en algunas fotos de mi instagram, que poco a poco va cogiendo forma, os invito a visitarlo.

Como os digo en cada uno de mis DIY sólo hace falta ganas para hacer chuladas prácticas como esta, bueno, en este caso, también hace falta una máquina de coser, sino os queréis dejar los dedos con la aguja y dedal. Yo poco a poco le voy cogiendo el truco a la SINGER que ronda por mi casa.
Aparte de las herramientas he tenido la suerte de toparme con este estampado de cerezas que mola mogollón. El diseño es muy sencillo, se trata de un rectángulo de unas dimensiones aproximadas de 30x45 cm del que por un lado sale un asa normal de talega (como la del pan) y por el otro, el asa se recoge hacia la espalda configurando las cintas de una mochila.
He intentado hacer una representación comprensible en el siguiente dibujo:
Para que la posición de mochila quedase más completa le he puesto una tabla central en fondo negro, que, además, permite una mayor capacidad.
Os animo a que investiguéis nuevos diseños y me los presenteis por aquí!

Hasta otra ;)

04 septiembre 2014

PLACES · London TRIP II/II

Let's continue! London in a few days.



Estoy de vuelta para seguir contando cómo nos fue en nuestro viaje a Londres, lo hice así porque tenía que reunir el resto de las fotos y porque, como veréis, estos días fueron muy intensos.


¿Estáis preparados para oír la jornada más agotadora de nuestro viaje? Este día lo dejamos a la improvisación y no pudo salir mejor ;)
La mañana comenzó con la despedida de una de mis amigas que debía incorporarse al trabajo al día siguiente, la acompañamos a Earls Court, donde tenía que coger el autobús y allí probamos un típico desayuno británico (bueno, probaron!). Yo lo intenté con algo llamado marmite... desaconsejable absolutamente! No sabría describir a qué sabe, sólo sea por no recordar el sabor.
Desde allí pusimos rumbo a Kensington Palace, perdiéndonos por un entramado de calles estrechitas con muchas pastelerías en sus escaparates sombreados por macetas colgantes de flores de colores, pura maravilla!
Quizás, el buen tiempo que hacía ese día animó a los londinenses a salir al parque, era una escena idílica, cochecitos de bebés por todos los rincones, familias al completo disfrutando del parque real más cuidado que nunca he visto: Kensington Garden. Por supuesto las mascotas no podían faltar! Este parque está lleno de monumentos, esculturas, juegos infantiles y memoriales, todos ellos exaltando la búsqueda de la felicidad en la infancia, por destacar algunos, me quedo con el Diana Memorial Playground y el Albert Memorial (frente al Royal Albert Hall).
En este mismo parque se encuentra la Serpentine Gallery, un lugar indispensable para los amantes del arte contemporáneo y las instalaciones artísticas. Cada verano construyen un pabellón en los jardines, para albergar un pequeño bar, diseñado por un equipo de arquitectos de tendencia, este año era el turno de Smiljan Radic Clarke, además tuvimos la suerte de encontrarnos con una exposición de Marina Abramovic: 512 Hours, en el interior.
Ya que estábamos tan encantados con los jardines, continuamos atravesando Hyde Park hasta llegar a Harrods... extravagancia.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...